Archives

  • 2018-07
  • 2018-10
  • 2018-11
  • 2019-04
  • 2019-05
  • Respecto a estos ltimos el Papel Peri dico

    2019-05-15

    Respecto a estos últimos, el Papel Periódico de la ciudad de Santafé de Bogotá (1791-1797) se constituyó en el órgano difusor de las discusiones adelantadas en la tertulia y se afirmó la necesidad de obtener la utilidad común y la contribución a la causa pública. En palabras de Renán Silva: Hasta el momento se ha intentado delinear el proceso mediante el cual surge la opinión pública y, los consiguientes, espacios públicos y privados, como efecto de la crítica ilustrada de la realidad y la sociedad que, si bien no fueron muy lejos en lo concerniente a la elaboración de reformas sociales y mucho menos en una reelaboración de la imagen de su historia y su sociedad, lo cierto es que, en palabras de Renán Silva, lo fundamental es dar cuenta del difícil tránsito a la modernidad y que, en nuestro contexto se efectúa a partir de la crítica ilustrada de la realidad: Esta descripción bastante sucinta del surgimiento de la opinión pública es suficiente para permitirnos afirmar que si bien el ideal ilustrado acompañó a la preparación ideológica de la Independencia, es durante el periodo republicano que dicho ideal aparece como el objetivo de todas las políticas educativas, asociativas y de formación política de las grandes masas analfabetas. De esta manera y no de otra se explica la aparición de la Constitución de 1863 y con ella el artículo 15 en el que se expresaba como dhpg esencial de la Unión el reconocimiento y la garantía de “la libertad absoluta de imprenta y de circulación de los impresos nacionales como extranjeros”; y “la libertad de expresar sus pensamientos de palabra o por escrito, sin limitación alguna”. No obstante, la claridad del propósito debido a la politización de la prensa y su papel en la constitución de un público adepto a los idearios políticos (liberales o conservadores), sólo hasta 1890 fue posible la aparición de periódicos que, además de expresar el raciocinio de un grupo de hombres de valía intelectual para la sociedad, acudieran a la razón de sus lectores sin ninguna inscripción ideológica o política. Desde esta perspectiva, Mariluz vallejo Mejía afirma: De lo anterior se infiere que el surgimiento de un periodismo distante de los “corsés doctrinarios” requeriría de una transformación, sino radical al menos importante de la sociedad colombiana. De acuerdo con la afirmación de vallejo Mejía, según la cual al partido conservador se le debe abonar haber estado en la vanguardia del periodismo finisecular, especialmente con El Papel Periódico Ilustrado (1881-1886) de Alberto Urdaneta, El Telegrama (1886) de Jerónimo Argáez y El correo Nacional (1890) de Carlos Martínez Silva. Es en relación con el primero que la autora se refiere a Dosage compensation un principio de neutralidad que “se mantuvo gracias al carácter artístico, histórico y literario de la publicación”. Sin embargo, desde nuestra perspectiva, es precisamente en este quincenario que se constituye junto con su sucesor Colombia Ilustrada (1889), dirigida por José T. Gaibrois y Antonio Rodríguez, en el órgano difusor del statu quo que, en una primera etapa, justificaba la Regeneración como un acto patriótico. Desde esta perspectiva, en un estudio anterior, se ha planteado que El Mosaico en su primera época (1858-1863), tanto la tertulia como la revista, es el mecanismo de construcción de la esfera pública por parte de una élite que intenta generar el consenso en una sociedad cada vez más fragmentada. De acuerdo con lo propuesto por el inglés Terry Eagleton en relación con el papel de la crítica en la sociedad inglesa, el surgimiento de la burguesía capitalista a lo largo de los siglos xvii y xviii se “traduce en la configuración de un espacio discursivo diferenciado, de juicio racional y crítica ilustrada ajeno a los mandatos brutales de una política autoritaria”. No obstante, el Papel Periódico Ilustrado no es el órgano difusor de una tertulia, sino el medio de comunicación que le pertenece dhpg a un sujeto, Alberto Urdaneta, que lo funda bajo los parámetros de un quincenario moderno: